El Gobierno de Andalucía ha iniciado los trámites para la elaboración de una nueva norma que simplifique los trámites en la Ley del Urbanismo. La Comunidad tiene por objetivo atraer la inversión, así como generar mayor empleo en el territorio. Esta nueva norma pretende dar mayor protagonismo a los ayuntamientos y agilizar los trámites administrativos que, en la actualidad, son una traba para el desarrollo urbanístico.

Una de las modificaciones que destaca la propuesta de la nueva ley del suelo es la figura eventual del silencio administrativo positivo a distintos trámites que se realizarán en el marco de la aprobación de planes urbanísticos.

Para ello, se reforzará la autonomía de los consistorios y se les otorgará más competencias. De esta forma, se trata de dar respuesta a las necesidades y problemas urbanísticos que existen en la actualidad para así eliminar las barreras burocráticas que hay en este campo. La norma trata de encontrar un mejor equilibro que sea más flexible y menos rígido que el actual en los municipios.

El Ejecutivo andaluz ha constatado ya la necesidad de redactar esta nueva norma para derogar la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía que, tras 16 años, ya no responde a los problemas urbanísticos del territorio. Ésta misma se ajustará, además, a criterios de sostenibilidad ambiental, económica y social, así como al principio de seguridad jurídica a través de un marco claro y sencillo que tendrá entre sus prioridades garantizar la reducción de los plazos de tramitación actuales.

Share This