Tras la aprobación del Parlamento Europeo de la nueva directiva, conocida como ley de Copyright se ha generado controversia en algunos sectores ya que esta reforma introduce cambios relevantes a tener en cuenta.

En el artículo 11 (ahora  15) que habla de usos digitales de las publicaciones de prensa, se refuerzan los derechos de los editores de publicaciones de prensa, los cuales podrán gestionar sus propios derechos de autor a quienes les enlacen o les usen como fuente. En cuanto a los enlaces compartidos a través de las redes sociales, sitios web y motores de búsqueda ya no podrán mostrar los extractos o ya no estarán disponibles.

Por su parte, el artículo 13 (ahora 17) que explica la vigilancia de contenidos protegidos por parte de proveedores obligará a las plataformas de contenidos a monitorizar lo que los usuarios suben para comprobar si se violan los derechos de autos, ya no sólo de la música, sino de cualquier otro contenido. De esta forma, la propia plataforma deberá detectar los malos usos de forma automática sin que tenga que ser el propio autor el que denuncie el uso ilegitimo de su obra.

Son estos dos artículos los que más controversia han provocado, pero esta nueva Directiva del Copyright también trae otras novedades como la que se incluye en el artículo 19 en el cual se relata la obligación de transparencia. En este sentido el editor, además de pagar, tiene la obligación de dar información transparente de cómo se lleva a cabo la explotación de la obra.  Además, se incluye el derecho de revocación, es decir, el autor cambiar la licencia a otra empresa que explote esos derechos bajo los mismos términos.

Una vez se reúna el Consejo de la Unión Europea y se  aborde la Directiva de forma integra, los estados de miembros de la Unión Europea tendrán hasta dos años para implementarla en sus legislaciones.

Share This