Justicia ha llevado a cabo la presentación de tres nuevas herramientas tecnológicas. Éstas han sido desarrolladas con el objetivo de ayudar en el trabajo de los juzgados y fiscales, así como atender las demandas de los operadores jurídicos, un hecho que demuestra que la transformación digital en el sector legal es imparable.

Calculadora 988

Por su parte, el Ministerio de Justicia pondrá en marcha la herramienta llamada “Calculadora 988”. Esta aplicación calculará las condenas en casos de acumulación de sentencias a la par que mostrará la combinación más favorable para el reo. Es importante señalar que la calculadora ya ha sido testada por la Fiscalía Provincial de Madrid y se implantará progresivamente en los órganos judiciales y fiscales del ámbito de la competencia del Ministerio de Justicia a partir del 2020.

Cabe destacar que el algoritmo que usa esta herramienta ha sido definido por la Fiscalía del Tribunal Supremo a partir del marco legal establecido en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, Código Penal y el Acuerdo del Pleno No Jurisdiccional de la Sala Segunda del Tribunal Supremo de 27-06-2018, relativo a la fijación de criterios en acumulación de condenas.

Generación automática de documentos de textos

La generación automática de documentos de textos se trata de un sistema que los creará a partir de grabaciones de juicios o comparecencias judiciales. A partir de ahí y, a través de la búsqueda de palabras clave, se podrá tener acceso a los contenidos.

Firma digital

El Ministerio de Justicia ha desarrollado también una tercera aplicación, se trata de una firma digital manuscrita  para recoger la rúbrica de los ciudadanos en sus comparecencias en la Administración de Justicia en supuestos en los que no se dispone de firma electrónica.

Con este nuevo sistema ya no será necesario imprimir y escanear, sino que, a través de una tableta, se generará un documento electrónico que se incorporará al expediente digital. En este caso, el proyecto piloto de esta herramienta se llevará a cabo en los juzgados de Segovia y de forma progresiva en el resto de órganos judiciales y fiscales.

Share This