Cada vez son más los vehículos autónomos o los dispositivos inteligentes existentes pero, ¿está la legislación adaptada a los posibles conflictos que pudieran surgir? La ley avanza en esta materia muy despacio para llegar a adaptarse a la revolución de este mundo interconectado.

La ciudad del futuro se llama smartcity y ya son muchos los ayuntamientos que se preparan desplegar la red 5G. ¿Qué ocurrirá cuando haya un accidente? Todos los dispositivos que se encuentren dentro de esa red estarán conectados de forma simultánea y ello podrá provocar problemas derivados de compartir datos y, con ellos, su explotación. También se verán implicados los derechos de propiedad intelectual que podrían llegar a alcanzar algunas bases de datos generadas como consecuencia de su uso. Por su parte, también será tocada la propiedad industrial en lo que se refiere a patentes, modelos de utilidad y diseños industriales de los modelos de explotación.

¿Qué pasos legislativos se han dado hasta ahora? Hasta la fecha no existe aún una jurisprudencia que tenga que ver con las cuestiones tratadas ni preparada para las ciudades inteligentes del futuro. A pesar de ello, sí que existe en España un conjunto de normas que sirven como marco legal para los diferentes usos que pueden llegar a darse de los datos que fluyan una vez implantadas las redes 5G. Entre ellas se encuentra la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, el real decreto sobre seguridad de las redes y sistemas de información y el reglamento europeo sobre la libre circulación de datos no personales en la Unión Europea.

En cuanto a los retos jurídicos que se deben conseguir se encuentra la propiedad de datos, la ciberseguridad, la protección de infraestructuras y la defensa de la propiedad intelectual e industrial.

Share This