Tras la oleada de reclamaciones e incidencias relacionadas con los prestamos o créditos hipotecarios, el Banco de España abre un proceso con el objetivo de contratar un servicio de apoyo que ayude a agilizar estas reclamaciones. Según consta en la Plataforma de Contrataciones del Sector Público, todas las reclamaciones estarán supervisadas por el Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones.

La fecha de inicio del contrato se llevará a cabo desde el 1 de enero de 2020 y su duración inicial será por un plazo de dos años, aunque podría llegar a prorrogarse por periodos sucesivos de un año hasta el límite total de cinco años.

El Banco de España ha justificado esta acción de licitación debido al alto volumen de reclamaciones que impiden que se puedan cumplir con los plazos establecidos por la normativa para su resolución debido a la falta de medios. Y es que según la Memoria de 2018, el pasado año se registraron un total de 10.645 reclamaciones relacionadas con las hipotecas, mientras que a cierre de agosto de 2019 ya se han apuntado un total de 3.100 reclamaciones.

Desde el Banco de España estiman que las cifras en el año 2020 aumentarán de forma significativa y hay que encontrar soluciones que permitan agilizar los procesos de tramitación.

Share This