El 8 de marzo se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer. La fecha oficial se formalizó en el año 1975 de la mano de Naciones Unidas coincidiendo con el año internacional de la mujer. Sin embargo, se celebró durante muchos años antes.

Y es que, según la ONU este día “se refiere a las mujeres corrientes como artífice de la historia y hunde sus raíces en la lucha plurisecular de la mujer por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre”.

Origen del Día Internacional de la Mujer

Cabe destacar que, el origen del Día Internacional de la mujer se remonta hasta mediados del siglo XIX durante la existencia del movimiento obrero. Por aquel entonces, la industrialización de la sociedad vivía su total expansión y momentos en los que la mujer comenzaba a alzar la voz y a hablar sobre sus derechos.

Así pues, los historiadores coinciden en poner el foco de atención de este movimiento la marcha de mujeres que se vivió en nueva York en 1908. De esta manera, en esta fecha, 15.000 mujeres se manifestaron para pedir menor horas de trabajo, mejores salarios y derechos después.

De esta forma, más de un siglo después las mujeres han conseguido no sólo aquellos derechos que reivindicaban, sino muchos otros más que hacen de la sociedad un mundo igualitario.

Aunque, aún queda un camino por recorrer para rebajar el techo de cristal y conseguir más mujeres en puestos de directivos y relevancias, no cabe duda de que poco a poco y en honor de todas aquellas mujeres que comenzaron el movimiento se conseguirá.

Las mujeres en el mundo judicial

En cuanto al mundo judicial, el sector cuenta también con muchas mujeres que marcaron la historia como Sarmiza Bilcescu, primera mujer de Europa licenciada en Derecho por la Universidad de París o Clara Campoamor, impulsora del sufragio femenino en España.

Por su parte Elena Caffarena fue una abogada, jurista y política chilena o Concepción Arenal que, en contra de la voluntad de su madre acudía de oyente a la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Madrid con ropa masculina. Todas ellas grandes mujeres de la historia.

Share This