La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) llegan a un acuerdo con el Gobierno por el cual la cuota la Seguridad social para los autónomos subirá a 60 euros anuales en 2019. El objetivo es dar lugar a una mejora de las prestaciones por cese de actividad, formación, contingencias profesionales e incapacidad temporal.

La cuota de la Seguridad social para autónomos es un porcentaje que se calcula sobre el sueldo que estiman que van a tener.  Su importe condiciona las prestaciones que puede recibir un autónomo en situaciones de desempleo, baja por enfermedad, baja por accidente y por jubilación. Por lo tanto, esta cuota de autónomo varía según las prestaciones en caso de incapacidad temporal a la que tendrás derecho.

El pacto fija un incremento que rondará el 1,25% de la base mínima de cotización en 2019, tanto para los autónomos personas físicas como para los societarios. Los tipos subirán del 29,8% al 30% en 2019, al 30,3% en 2020 y al 30,6% en 2021. El tipo se señalará también en las prestaciones propuestas. Un 0,6% en contingencias profesionales, un 1% para el cese de actividad y un 0,1% en formación.

Una de las mejoras para los autónomos que contempla dicho acuerdo es el derecho a paro para todos los autónomos duplicando de esta forma la duración de la prestación y la facilidad del acceso. La prestación por contingencias profesionales se cobrará desde el primer día.

Share This